Busca algo el blog

Cargando...

Entradas del blog

Donaciones

Acerca de mi

Contador

Optimizado: 1280x1024

Seguimiento por correo electronico

Entradas populares

Seguidores

viernes, 29 de agosto de 2008

V08-15 Ulia- Jaizkibel

Photobucket

Toca madrugar que hoy toca disfrutar ruteando.
Silvia decide que está cansada de tanta bici y prefiere irse con las chicas más tarde.

Nos levantamos pronto porque hemos quedado a las 7:30 en el peaje para ir a Donosti a hacer una ruta por la playa que llevo queriendo hacer mucho tiempo tras ver muchas fotos chulas por el foro.

Nos juntamos con Borja, Javi Cuñao, Pello y Sergio y tras un pequeño puzzle en el multipla de Antonio (pedazo de aprovechamiento que tiene este coche!!!) salimos hacia Gros.
Tras decidir no hacer caso al guia urbano conseguimos llegar al punto de inicio y aparcamos los coches para vestirnos de romano, comidita a las mochilas y a montar!!

Javi Cuñao le "ha tomado el pelo" a Sergio y le hace traer la Scott Nitrus! pedazo de bicho! menos mal que está fuerte de narices y nos dará pal pelo subiendo y bajando.
Y para no ser menos "el cuñao" estrena Nomad, aunque le traerá algún quebradero de cabeza con el cambio hasta que lo termina de centrar.
Borja, no nos ha hecho caso y ayer trasteo con los frenos de su heckler y hoy lo paga aguantando "musiquita" de los discos y luchando con la rueda bloqueada en varias ocasiones.
Pello también tiene una heckler, menuda representación santacruz que nos hemos juntado sin buscarlo!

Aunque juega en casa, Carlos no ha podido asistir y Mikel tampoco pero la compañía es de lo mejor.
Comenzamos a subir al monte Ulia y el paisaje es asombroso. El conjunto del verde intenso de la zona con las vistas del mar en los acantilados es indescriptible.
Remontamos hasta el mirador y comienza una bajada muy chula al principio por bosque cerrado y luego con vistas al acantilado. Cualquiera se para a hacer fotos con estas bajadas ;)

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Le suceden unos sube y baja exigentes y técnicos intercalados con tramos de pateo ya que vamos por un Gr estrechito y precioso que va bordeando el monte Ulia por la zona del mar.
Entre apretón para subir rampones y disfrute de bajaditas llegamos al cruce del faro de la plata y enfilamos la bajada al Faro de Pasaia.

Photobucket

La bajada al faro la componen 3 zetas en escaleras MUY empinadas y cerradas que exigen lo mejor de nosotros. El último tramo recto y empinado hasta la bocana del puerto hacen trabajar duro las suspensiones ya que cada escalón tiene una altura muy considerable.
Tonifane en este tramo prefiere no arriesgar la integridad de la Titus prestada y sólo baja la parte chunga de las zetas.

Photobucket

Photobucket

LLegamos hasta la pasarela del barco montados arrancando caras de incredulidad de algún mirón y embarcamos hacia Pasai.
Es una chulada eso de ir en la barquita rodeado de bicis cruzando al otro lado, y rodar por las calles de este pueblecito tan tipicón también.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

El día ha empezado con una nube enorme cubriendo la costa pero anunciaban que despejaría y efectivamente, se ve azul al fondo y el aire va disipando las nubes quedándose un día ideal. Disfrutamos del bonito paisaje de la bocana del puerto y la vista del faro.
Desde este lado sí que se aprecia la inclinación de lo que acabamos de bajar.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

No todo es contemplativo así que al girar la cabeza nos encontramos un rampón impresionante y largo donde agachamos el lomo y nos comemos el manillar para no perder el equilibrio mientras lo remontamos árduamente. El calor aprieta y Javi y Antonio se quitan el pantalón dejando sólo el culote ventilado ante las chanzas generalizadas del resto.

Photobucket

Al enlazar con la carretera vemos que hoy es el día de la clásica de San Sebastián y el ambientazo es espectacular. Hay montones de gente a lo largo de la carretera animando y montando barbacoas que nos hacen pensarnos seriamente el atraco a las sardinitas...
Qué aficción hay en la zona!

En el merendero evitamos un grupo de espectadores y abandonamos la carretera para subir por un senderito muy chulo y con unas vistas impresionantes hasta las antenas de Jaizkibel, punto más alto de la ruta.
Es alucinante ver como las bicis agarran con estos desniveles y pedrolos y disfruto aprendiendo como consiguen remontar piedras imposibles estos navarros. Mi técnica no da para tanto pero consigo llegar arriba muy dignamente con menos pies de los esperados.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Aquí se nota que saben lo que se hacen y comenzamos a sacar comida tranquilamente, nada de mariconadas de barritas... Antonio saca medio queso y un trozo de chorizo, Pello jamón, aparecen una lata de sardinas y una de boquerones y yo saco una barra de pan y festín en lo alto de las piedras dominando San Sebastián y alrededores desde lo alto de la colina. Cómo me gusta esta forma de entender la bici! Sin prisas y disfrutando los buenos momentos.

Todo lo que se sube se baja y el descenso es alucinante. El sendero de subida es una delicia de bajada y aunque me compro una parcela en un paso complicado al que llego sin inercia no consigue arrancarme la sonrisa de satisfacción.
El senderito de la loma de paso a una senda por bosque superrápida y sinuosa a la que le siguen varias zetas. La velocidad no es mi fuerte pero me defiendo y en una curva cerrada Tonifane me adelanta por el interior sacando pierna, ha sido tan rápido que no le he visto y le toco sin querer y resbala un poco aunque prosigue sin problemas.
Al poco encontramos a Javi Cuñao en el suelo y la bici varios metros más lejos. Iba intentando seguir a Sergio y un tocón escondido (por lo visto famoso según me cuentan luego por las numerosas leches que ha provocado) le ha hecho volar.

Photobucket

Photobucket

Con la adrenalina por las nubes de tanta bajadita llegamos de nuevo a las casas justo a tiempo para ver pasar a los profesionales de carretera y cuando llegamos al barquito acaba de salir, excusa perfecta para tomarnos unas cañas en la plaza.

Sólo nos resta callejar por Gros hasta los coches mientras nos cruzamos de nuevo con el pelotón y oímos la victoria de Valverde.
Ruta preciosa tanto por las bajadas como el paisaje, el contrate de ruta con mar y monte siempre impacta y aunque en Cabo Tiñoso y Calblanque hemos hecho rutas muy chulas, el verdor del norte le da el toque especial.

Sergio y Javi se tienen que ir pero el resto, tras llamar a las contrarias nos cambiamos y nos vamos con las bicis a la playa de Gros, donde encontramos a "3 bellas mozas" que se dejan invitar a un trago.
Ya podían aprender en Madrid a usar más la bicicleta, el paseo de Donosti está repleto de ellas.



Playita:
Las chicas han tenido suerte y aunque salieron de casa con pocas esperanzas el día ha salido perfecto y ha hecho un día de playa espectacular. Al principio han disfrutado de la playa vacía y ahora se nota que la gente se anima y está de bote en bote.
Las olas pegan con fuerza y jugamos un rato con ellas aunque Silvia y Encarni salen un poco "rebozadas" al ser golpeadas varias veces por alguna ola ;)
Aprovechando los vestuarios que tan afortunadamente posen estás playas nos duchamos y cambiamos y con nuestras bicis de la mano nos introducimos en el maravilloso mundo de los pinchos de Donosti.

Cenar de pinchos en San Sebastián sale caro como podrán experimentar nuestros bolsillos pero merece la pena y están ricos ricos.

Pedazo de día que hemos pasado! Esto si que es aprovechar al 100%. Nos lo hemos pasado genial y hemos tenido de todo. Bici, playa, juerga, cena, pinchos...
Solo resta volver a Pamplona y para ello hay que regresar al coche, que lo hemos dejado cerca para la ruta de bici pero mal para los pinchos así que hacemos un poco de street.
Encarni monta en mi bici (la más pequeña) mientras yo lo hago en la "musical" heckler de Borja, ya que éste conducirá el otro coche que han dejado en un parking en el centro.

La vuelta se nos hace amena recordando las anécdotas y caemos cansados pero contentos en la cama.

PD: Qué fácil y bonito es disfrutar con estos anfitriones y estos paisajes!!
Aquí podéis ver todas las fotos del barranco:
Fotos de Jaizkibel

V08-14 Tapeando por Pamplona

Photobucket

Tras dormir cómodamente alojados en la casa de Antonio nos dirigimos a Pamplona a ver si encontramos una solución a la dirección.

Casualidades de la vida en un semáforo nos encontramos a Antonio en el coche jeje, qué pequeño es el mundo!

Pensábamos ir a Pedalier pero parece que tiene mucho curro y no nos lo puede hacer en poco tiempo así que nos acercamos por ciclos Larequi, que tiene una dirección apropiada y nos la puede montar.
Mientras aprovechamos para cotillear un poco por Pamplona.

Photobucket

Al volver a la tienda a por la bici nos encontramos a Antonio y quedamos para comer así que pasamos a recogerle y volvemos a Mendigorria, donde nos deleita con un sabroso pollo con arroz para relamerse los dedos ;)

La tarde la pasamos aprendiendo los misterios de los mapas gps y de mecánicos ya que Antonio ha roto el tornillo de sujección del basculante de su heckler y yo tengo 2 pinchazos que arreglar y la rueda trasera sin gota de líquido, tanto calor en Ainsa lo ha debido evaporar.
Lo de Antonio tiene difícil solución y le pide a Alfonso una bici para poder rutear mañana, lo mío lo arreglamos en un periquete.

Madre que horas!! si hemos quedado para cenar con el resto de Naburros y aún estamos aquí!!
Pasamos a saludar/despedir a Alfonso y recoger la tifus y nos juntamos con Encarni para ir a cenar con el resto a un gallego donde nos ponemos ciegos a pulpiño y pimientos de padrón.

A la vuelta hago de lince conduciendo el coche de Antonio. Madre mía que torpe que soy ;). Me cuesta hacerme al embrague y las primeras marchas parezco un novato total.
Al llegar a Mendigorria voy pillándole el tranquillo aunque nos hemos marcado unas risas por el camino a consta de mis "meneitos..."

Ya vuelven a funcionar las fotos

Bueno, al final he ampliado la cuenta de photobucket a pro para no tener problemas con el ancho de banda.
Aun quedaban cosillas por contar jeje.

PD: Se admiten donativos...

Hasta el 8 de septiembre no se veran las fotos de nuevo

Lo siento pero he excedido el ancho de banda máximo de photobucket así que hasta el 8 de septiembre no se podrán volver a ver las fotos.
martes, 26 de agosto de 2008

V08-13 Larrede

Photobucket

La nocturna fue el Requiem de la estancia en Ainsa y toca desmontar el campamento para nuestra siguiente etapa. Pamplona.
Recogemos sin prisa y tras liquidar la cuenta nos damos un último baño en nuestra querida Gorga para despedirnos y refrescarnos.

Siguiendo los consejos de Antonio vamos a intentar rodar por una zona totalmente desconocida para nosotros. Las cercanías de Sabiñánigo.
Tras un par de horas de coche atravesamos las montañas y llegamos a Larrede, no sin antes dar un par de vueltas ya que bajando hacia Sabiñánigo no hay cartel ni leches.
El pueblo es pequeñito pero muy tipicón y se gana unas cuantas fotos.

Photobucket

Photobucket

Nos montamos una comidita a la sombra de un árbol y desmontamos la bicis y nos vestimos de romanos.
Hace un calor de la leche y promete ser un día duro pero no hay otra fecha para hacerlo así que vamos a intentarlo.

Antonio me envió un track pero no llegó a tiempo así que vamos a seguir las indicaciones a ojo y con los mapas del gps deberá bastar.
La meta es llegar al santuario de Santa Orosia y bajar por un Pr y más o menos voy encandenando pistas forestales con acierto.
Llegamos a un puente colgante con no muy buena pinta donde intento pasar siguiendo los travesaños longuitudinales pero se levantan y termino pasando por el medio, que está lleno de agujeros amenazadores pero sin problemas.
Silvia no lo ve tan claro y no lleva buena cara cuando termina de pasarlo.

Photobucket

LLegamos hata la carretera que lleva a Santa Orosia pero...

Ismael... que esto hace cosas raras!
El que?
La dirección!
A ver...
Si ya te decía yo que en la nocturna sonó algo!!
(En la primera nocturna le tuve que apretar la dirección a Silvia porque estaba un poco floja pero no había notado luego nada)
Desmonto la dirección y... ale! las bolas rodando sueltas por ahí y la dirección hecha trizas!
Pues... así no podemos ir a ningún lado!

Miramos alrededor y lo único a la sombra es la tapia del cementerio así que ahí se queda la pobre Silvia con la dirección rota mientras que emprendo un rápido camino de regreso.
Estamos a 36ºC y el calor es sofocante. A la ida he ido eligiendo las pistas bordeando las colinas para evitar el desnivel pero vuelvo siguiendo los carteles de Larrede de la carretera y me toca subirme un par de rampones donde mis ruedones para tierra se pegan al asfalto que no veas.
Llego a Larrede y menos mal que habíamos elegido un sitio fenómeno y hay fuente al lado, me remojo y refresco y se acaba la aventura. Vistas las fotos y crónicas de la zona fijo que volveremos porque es un paraiso desde Sallent de Gállego hasta pasado Sabiñánigo pero el verano no es la estación para estas latitudes.

Avisamos a Antonio de que vamos para Mendi y ya que llegaremos unos 20min que ellos aprovechamos a parar en fuente la reina y sacarle unas fotitos.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Posteriormente entrar en Mendigorria, donde Antonio nos aloja en su estupenda casa como a unos reyes.
Cenita tranquila y rica y charla y a la cama que ellos mañana tienen que trabajar.

Photobucket

V08-12 Barranco de Aso y nocturna

Photobucket

Aprovechando la tarde en Ainsa recorrimos las empresas de multiaventura en busca de alguna que hiciera el Mascún, que le tenemos ganas pero nos dijeron que ya casi no tenía agua y además no había ninguna salida programada para hoy.

De las opciones ofertadas nos gustó el barranco de Aso, que tiene pinta de divertido así que hoy toca madrugar y rezar por que la cámara funcione correctamente.

Hemos quedado con el guía y otras 3 parejas más en la gasolinera del siguiente pueblo a Ainsa para ir en procesión por el cañón de Añisclo hasta el cruce donde comenzaremos el barranco.
Neopreonos y enseres a la mochila y tras una corta bajada por un senderito... (lástima que sea parque nacional porque en bici... UFFF), llegamos al río Aso.

El barranco comienza con un tramo seco. El paisaje es muy bonito aunque al ser abierto no le da la espectacularidad de algunos barrancos de Guara.
Es un paisaje mucho más verde con musgos y tras caminar un rato y hacer un pequeño rapel de calentamiento llegamos a una zona donde el Aso, que en ésta zona discurre subterráneo aflora de nuevo a la superficie.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

A partir de aquí iremos avanzando por varias pozas y tramos de río con poca agua con algunos saltos interesantes por su altura aunque fáciles al tener un ámplio márgen en la recepción.

Photobucket

Photobucket

Personalmente el barranco me está decepcionando un poco. Sabíamos que no sería nada del otro mundo y aunque el entorno es muy bonito nos estamos quedando con las ganas de más dificultad técnica.
Una de las zonas interesantes es un caos en el que nos tenemos que agolpar en una cueva pequeña y oscura para hacer un pequeño acto de fe y tras pasar una piedra aparecemos por detrás de una pequeña aunque intensa cascada.

Photobucket

Photobucket

Se nos ha pasado volando al ser un grupo bastante homogéneo con gente decentemente atrevida y llegamos al molino de Aso, donde tenemos un rapel con tramo volado de unos 15m que es la delicia y el mejor punto con mucho del descenso.
Desde arriba impresiona por la belleza de la cascada y la poza interior a la que se podría saltar pero es mucho más bonito en rapel.
La cámara ha sobrevivido y la estoy sacando partido. ya no está empañada y funciona correctamente aunque el visor me ha traído toda la ruta de cabeza. No repele bien las gotas de agua y me cuesta mucho trabajo no tener gotas en el objetivo, lo que me ha estropeado buenos momentos en los saltos anteriores.

Bajo el primero para hacer fotitos. El guía lleva cámara también y ha ido tirando varias fotos que pueden haber sido chulas pero está claro que la foto buena de esta parte es desde abajo y él tiene que estar arriba por seguridad.
Me desespero porque las primeras tienen la dichosa gota pero consigo secar el objetivo y retratar el momento como quería.
Para la próxima haré caso a los consejos del guía y le pasaré una patata por la lente que dice que va bien para que deslicen las gotas al igual que se hace con las gafas de submarinismo.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Tras esta zona espectacular nos queda un salto a una poza y toca quitarse y recoger los neoprenos y subir por un Pr zeteando hasta la carretera y a los coches.

Photobucket

Photobucket

El guía, Fernando, es muy majo y nos hemos tirado hablando de fotografía y cosas variadas durante el descenso. Al llegar a los coches le decimos si hay posibilidad de que nos pase las fotos pero nos cuenta que está atado. Si hubiera tenido aquí mi portatil nos las dejaba pero en la empresa el no puede hacer nada y la política es 25e por cada grupo y además sólo te dan las fotos del grupo.
Éramos 4 parejas así que 4 grupos... le proponemos comprar un dvd con todas las fotos y ya nos las repartiremos pero nos dice que no nos van a dejar así que el resto de parejas no lo pilla.
A nosotros no nos merece la pena porque casi no nos ha tirado fotos al llevar yo mi cámara con lo cual no pillamos nada y apunto el mail del resto de parejas para enviarle las fotitos que alguna se habrá salvado de la gota asesina digo yo!

Es hora de comer y nosotros veníamos preparados con nuestros bocatas así que nos sentamos en el mirador y disfrutamos de la comida con unas vistas impresionantes de Añisclo.

Photobucket

Photobucket

Buena forma de pasar el día y fresquita! que aún con el neopreno, el Aso es un río frío y en tramos a la sombra se agradecía muy mucho salir al sol a calentarse.

Aquí podéis ver todas las fotos del barranco:
Fotos Barranco de Aso





De vuelta al camping...
Aprovechamos la tarde para despedirnos de este maravilloso grupo de gente que tan ricamente nos ha agasajado con su hospitalidad y nos despedimos de Angel, Oliver, Oriol... y al pasar a ver a Jorge... pues esta noche hay nocturna...
Ya la hemos liado!
Uf Jorge... no quiero dejar otra noche a Silvia sola aunque si me diera tiempo a cenar...
Pues retrasamos a las 10:30 y así te da tiempo y yo tengo menos prisa en cerrar la tienda...
Uf... pues... (si lo estás deseando!!)... pues... venga VALE!!
Ay qué tendrán las nocturnas!

Volvemos al camping y nos marcamos una sabrosa cena, me toca engullir el postre corriendo porque se me echa la hora encima y tengo que llegar desde el camping al monasterio de Boltaña donde hemos quedado.
Es poco trayecto pero lo hago casi masticando aún y llego al punto de reunión un poco tarde pero a tiempo.
No ha podido venir Angel y Oriol se siente cansado y se marcha para casa así que quedamos solo 4 para la nocturna.
Si no me confundo... Juan, Eduardo, Jorge y yo.

Remontamos un poco del barranco de los montes por el propio lecho del río. Qué espectacular que es ir por estas losas blancas iluminadas con el haz de las linternas!
Se acaba lo bueno y toca un rampón de cuidado por una pista bastante rota donde rompemos a sudar sin remedio.
La pista da paso a una senda estrechita con su correspondiente caída lateral constante en estos lares y durante el camino van picando con una subida imposible...
Me siento pletórico así que enfilo la subida y con bastante esfuerzo y algunos grititos consigo superarla con éxito!! no es una gran proeza porque eduardo también lo consigue y Juan está a punto. Y yo que me había emocionado ;)
Le siguen una serie de sube y baja por senderito (como curran estos chicos limpiando los senderitos!) y tras otra rampa con la que no puedo al cruzarse una piedra que no he visto en el camino... toca bajar!!!
La bajada es trepidante y con unas losas inclinadas donde me cuesta fiarme de los consejos de Jorge, que me asegura que la rueda agarra.
En el primer tramo de losas estos chalaos se me escapan pero poco a poco voy cogiendo confianza con el agarre lateral (uno de mis mayores temores) y en el último tramo consigo mantener la rueda a una distancia prudencial de Jorf la bala.

La vuelta al monasterio discurre entre despedidas y risas al cruzarnos con unos senderistas que vuelven al camping y que se quedan flipados con la iluminación.

Con pesar me despido de Jorge con la promesa de volver... y el apunte para que vengan a vernos... y en Boltaña me despido del resto.
Mañana tocará recoger y emprender una nueva etapa del viaje en Navarra.

PD: de la ruta nocturna no hay fotos... cualquiera se paraba con esas bajaditas ;)

V08-11 Relax y cenita

Photobucket

El calor pega con fuerza y no apetece moverse de la Gorga así que nos pasamos el día perreando intentando terminar de secar la cámara, limpiando un poco las bicis, arreglando un par de pinchazos... una buena globerada en toda regla.

Y por la tarde nos vamos a Ainsa de turisteo, no sé que tiene el casco antiguo pero es una gozada perderse sin rumbo caminando por sus callejones.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Lógicamente hemos visitado a Angel para hacer un intercambio de fotos y vamos a ver a Jorge.
Como buen día de relax se merece una buena cena y Jorge nos recomienda sin dudarlo el Callizo. Un restaurante guía Michelín de comida moderna al que trataré de invitar a Silvia que no todo son abandonos de nocturna ;)

Deambulando por las calles y el Castillo se hace la hora de cenar y no ha podido ser más acertada la recomendación.
El Callizo nos encanta, nos pedimos el menú degustación y nos sorprenden con montones de pequeños platos superoriginales con explicación de los componentes esenciales que deleitan el paladar y hacen las delicias de nuestros estómagos.
Parece que con tan poquita cosa no se come pero cuando no paran de salir platitos te vas llenando y al final terminamos bien rellenos jeje.
Con la tontería, el buen ambiente y lo agusto que se comienza a estar tras irse el sol nos dan las tantas y volvemos al camping para dormir, que mañana nos toca un barranquito para asegurarnos el fresquete.

Photobucket

Photobucket