Busca algo el blog

Cargando...

Entradas del blog

Donaciones

Acerca de mi

Contador

Optimizado: 1280x1024

Seguimiento por correo electronico

Entradas populares

Seguidores

jueves, 30 de septiembre de 2010

3 dias 3 clásicas. Tito Rolin Bus

Photobucket

Los últimos 2 findes han sido todo bici y ya había monillo de escalada y en estas que se me presenta la oportunidad ideal para realizar varios proyectos juntos.
Silvia se va todo el finde con unas amigas a Gandía y qué mejor forma de cuidar al perro y de escalar que hacer mi primer vivac pedricero???

Pues ale, dicho y hecho, llamo a rambo y se apunta encantado. Ya somos suficientes para disfrutar!

Hago la mochila y meto un poco de todo ya que es mi primer vivac y a las 3 salimos en dirección a la Pedriza.

Paradita en casa de Juanqui, que lamentablemente no puede apuntarse pero me presta su saco gordo, que el mío va un poco justito para estos menesteres.

Photobucket

A las 16:45 salimos de Cantocochino y a eso de las 6 estamos en nuestro objetivo tras fichar una zona ideal para vivaquear que denominaremos NH Pedriza vamos a pie de vías a ver el panorama.

Mañana queremos escalar la Fulgencio con Luis y Ricardo. Me toca darme el primer largo y la verdad que impresiona cosa mala esa chimenea enorme y desprotegida.
Uf que mieedo me está subiendo por la garganta...

Photobucket

Mejor vamos a aprovechar la tarde escalando un poco así que cotilleamos las vías y se nos antoja la Tito Rolin Bus, que ya se me había metido en la cabeza tras ver el reportaje de Verto.

Lo echamos a suerte y le toca a rambo hacerse el primer largo.
Se nota que estamos un poco fríos porque va metiendo los cacharros cada metro pero poco a poco se suelta y llega sin complicaciones al paso comprometido.

Photobucket

Photobucket

Para una persona alta pierde la gracia porque hay un agarre de mano arriba bien estiradito pero como no es nuestro caso toca apretar bien el culo.
Cuesta subirse sin la tentación de la chapa y rambo prefiere no arriesgar pero yo no puedo dejar de probarlo. Ir de 2 es lo que tiene.
Es una leche porque quitada la chapa la caída es penduleo y duele más de 2 que de 1 pero no sé cómo y con una lagrimita de apoyar el dedo gordo sale. Chupiiii!!!!

Cambio de papeles y ahora me toca a mi darme el largo. Mieeedoooo!!! Ains que poco me gusta la adherencia!
En fin, a sufrir hemos venido no? un pasito, no me caigo, 2 pasitos... parece que esto agarra más que la parte de abajo pero joer con las chapitas, hay una tirada de una a otra.

Photobucket

Tranquilízate y pon un pie detrás de otro me digo... que la tensión te desadherencia!
Poco a poco voy subiendo hasta que estoy a 2 chapas de la reunión y tonto de mi miro para abajo. Uyyy que lejos está rambo y la última chapa! Dónde estarán mis queridas regletas y agarres!!

Photobucket

Voooooolaaareeeeee!! pues eso, sudor en los pies por exceso de tensión= cabeza off y para abajo en un cerillazo muuuuy largo. Debe haber más de 5m entre chapa y chapa y estaba para chapar así que me recorro algo más de 10m corriendo de espaldas sin ninguna consecuencia.
Es lo que necesitaba para centrarme así que ahora mucho más relejado voy del tirón hasta la reu.

Son casi las 8 y al sol le queda poco así que nos quedamos en el péndulo, desde donde se puede rapelar con cuerdas de 60m directamente hasta el suelo en un precioso rapel que pasa por debajo del Hueso. A estas horas y con la luz del atardecer se convierte en un momento mágico con unas vistas impresionantes y una sensación indescriptible que me hace olvidar toda la tensión de la adherencia.

Photobucket

Pero que chula está la Pedri a estas horas y en soledad!

Photobucket

Llegamos con las últimas luces para recoger los bártulos y montamos el chiringuito en nuestro vivac. Resulta que incluso tenemos cobertura a tope así que me despido del mundo porque lo más seguro que donde durmamos mañana haya poca cobertura y toca comer!

Rambo prepara unos sabrosos espaguetis que nos comemos en un momentito con una temperatura espectacular. Ya es noche cerrada pero hay luna llena y se está de lujo con cualquier cosa de manga larga.

Por hoy ya hemos tenido suficiente así que ato a Frodo para que no se pire por la noche y toca meterse dentro del saco que mañana será otro día.

Madre mía cómo calienta el saco de Juanqui!!!



Aquí podéis ver todas las fotos: Fotos de Tito Rolin Bus
lunes, 27 de septiembre de 2010

Pontevedra y alrededores

Photobucket

Hemos pasado una noche... puf. Se puso de tormenta y se desataron unos vendavales como nunca habíamos visto y eso que ya el año pasado en Visp sopló en el camping de lo lindo.
Mira que pongo la tienda montada a prueba de bombas pero se movía bastante e incluso partió uno de los vientos.
El pobre perro fue el que peor lo pasó y tras escaparse fuera de la tienda un par de veces Silvia no pudo más y terminó durmiendo dentro con nosotros... ainsssss

Parece que suaviza un poco por la mañana aunque aún quedan ráfagas aisladas que nos molestan a la hora de recoger la tienda pero por fin conseguimos guardar todo y enfilamos hacia Pontevedra.

Se acaba la fase camping.

Con tiempo nublado sufrimos los cambios y obras de la A8 y la nacional con paraditas intermitentes y tráfico hasta que llegamos a la de peaje, donde paramos a comer en un área de servicio con mucho césped donde montamos nuestro tinglado particular ;).

LLegamos a Pontevedra poco después y nos recibe Ana con los brazos abiertos.
Tras luchar con el gran picasso, el montacoches y el pequeño garaje conseguimos dejarlo situado y disfrutamos de un ameno paseo guiado por Pontevedra. Estamos en las mejores manos!

Entre bla bla y ble ble recogemos la bici de Ana de la tienda, que estaban mirándole los casquillos y Frodo para variar se mete un buen baño para refrescarse y estrena una playa que han hecho en la ría.

Photobucket

Ya volviendo a la casa nos llama Jose, que acaba de salir de trabajar y nos llevan a cenar carnaza a un restaurante BBB que conocen.
Umm qué ricos los pimientos de padrón. umm qué rico! umm.... joder cómo pica!! Es lo que tiene jaja.
Degustamos un par de costillares que nos saben a gloria acompañados por una tortilla y nos metemos en la cama con una sonrisa de oreja a oreja en la tripa llena ;)


Photobucket

Abro un ojo... no sé qué hora es pero ya hay luz por la ventana y va siendo hora de sacar a Frodo así que trato de no despertar a nadie (cosa complicada ya que parezco un elefante) y me voy con Frodo a dar un paseo por el centro de Pontevedra y entablo amistad con un par de perros y sus dueños en un parque cercano ;)
Al volver ya está el resto levantado y nos ponemos a desayunar y preparamos la comida ya que la idea es pasar el día ruteando con la bici y disfrutando de la playa, que ha salido un sol de justicia.

Montamos todo en el coche y nos dirijimos a Cangas de Morrazo dando un rodeo ya que Ana supone acertadamente que al ser fin de semana y con buen tiempo la ruta normal irá llenita.
No podemos llegar al punto acordado porque hay una manifestación por no sé cual médico pero el caso es que han cortado todos los accesos a donde queríamos.
No problemo, para eso tenemos las bicis no? Aparcamos en un ensanche de esas estrechas estrechas callejuelas empinadas y bajamos hasta la playa de Melide.

Photobucket

Entre blabla y bleble remontamos una calzada empedrada que sirve para calentar motores y enfilamos una subida por asfalto que se convertirá en un cruce en pista empinada y luego en una trialera de subida donde nos picamos todo lo que podemos para llegar resoplando y exhaustos pero contentos a la cima del monte Facho si no recuerdo mal.

Photobucket

Photobucket

Las vistas de las Cies de fondo y la gran visibilidad nos hacen tirar fotitos a tutiplén como previo a una preciosa bajada trialera que comienza con unos buenos pasos técnicos hasta llegar a la calzada donde apetece soltar freno y aprovechar las piedras para pegar saltitos.

Photobucket

Photobucket

Jose baja desatado y yo hago lo que puedo para seguirle y me encanta ver la cara de felicidad que trae Silvia "partiendo piedras". Parece que se le van olvidando los miedos y está recuperando de nuevo las sensaciones bajadoras.

Photobucket

Nos tomamos unas cocacolas en un bareto que hay al final de la bajada y tras rellenar agua nos dirigimos a la punta más cercana a las Cies para ir a la playa de Melide.
Preciosa y coqueta playa de aguas cristalinas y azul espectacular a las que se llega por una bajada de pista rota con algún tramo alternativo trialero.

Photobucket

Es la hora de la comida y hay hambre así que nos zampamos los bocatas, que saben a gloria sentados cómodamente en el pinar y bajamos a la playa a tomar el sol y descansar plácidamente.

El agua no está tan fría como esperaba y terminamos todos en el agua. El perro es el que más disfruta y no para de hacerse largos, coger el palo, rebozarse de tierra y vuelta a empezar.

Tras la actividad toca momento siesta y terminamos sin quererlo los 4 y frodo durmiendo a pierna suelta un ratejo.

Uf... cómo cuesta ahora levantarse pero hay que ir moviéndose que si no no llegamos de día al coche jeje!!

Photobucket

Aprovechamos que no hay prisa y a todos nos gusta investigar para probar unas alternativas nuevas y tras disfrutar de una bajada divertida hasta la playa nudista comprobamos lo duro que es rodar por un sendero que tiene arena de playa.

Un par de improvisaciones y algún que otro desvío equivocado y terminamos llegando a la playa de Nerga. Está molando esto de tener que orientarse entre el pinar al tiempo que te encuentras con trampas de arena.
Jose y Ana nos dan a elegir entre carretera pestosa o seguir improvisando y lógicamente gana lo segundo así que descubrimos un sendero muy estrecho y lleno de zarzas pero disfrutón que nos lleva a la casi privada playa de las moscas y de aquí a un pequeño campillo natural.

Photobucket

Jose no puede resistir la tentación y le da a un salto que hay con no muy buena pinta, resultado... polvo, magulladuras y posteriormente... (ya se verá...)

Photobucket

Las chicas prefieren ir a lo seguro y cogen pista para llegar al camping mientras que Jose y yo investigamos un sendero apetecible que termina siendo una preciosa trialera enmarcada entre toxos que acaba directamente en la playa de limens.

Qué buen sabor de boca que deja esta trialera final!!

Mientras esperamos a las chicas a Jose se le enfría el golpe e incluso se marea así que Ana y yo remontamos a por los coches mientras Silvia se queda con Jose. Como tiene de todo le hace un vendaje y ale, para casita a ducharse que ya es hora y hay un hambre...

Para terminar tan completo día nos damos una cena BBB digna de un marqués pero tirada de precio a base de mejillones, almejas, navajas, pulpo y luego segundo plato! Dios que rico está todo!!! Por estos lares desde luego que saben comer! Y eso que a mi no me gusta el marisco jaja.

Va siendo hora de capitular así que nos subimos a casa pero comienzan las batallitas y terminan dándonos las tantas ;)






Las vacaciones tocan a su fin y Jose tiene el tobillo mal así que le dejamos castigado en casa mientras Ana nos lleva a recorrer algunos puntos de interés como Combarro y su zona de hórreos. Aprovechamos para tirar unas fotitos y de paso me vicio un poco con las gaviotas, anda que no saben donde pillar el pescado las pedorras...

Photobucket

Photobucket

Terminamos la visita por las zonas por donde ellos suelen montar en bici cerca de casa y va siendo hora de comer.
Ana nos deleita con un arroz con salchichas y legumbres que le sale de muerte así que entre pitos y flautas termino con varios platos y la tripa a reventar!
Madre mía que pedazo de anfitriones.

Photobucket

Charleta y sobremesa alargando el placentero momento pero toca volver a Madrid que Silvia trabaja al día siguiente.
Yo con la tripa tan llena no pienso más que en sobar así que ella conduce la mitad del camino y yo la otra mitad y a eso de las 11 de la noche aterrizamos en casita cansados pero con una cantidad de momentos inolvidables.

Gracias Jose y Ana por ser como sois!!! y ya sabéis... nos debéis una visitica... ;)
Aquí podéis ver todas las fotos: Fotos de la ruta por Melide

Aquí podéis ver todas las fotos: Fotos de la ruta por los alrededores de Pontevedra

Cudillero y playa del Silencio

Photobucket

El día amanece nublado y algo amenazante pero eso no nos desanima.
Aprovechando que me he levantado prontito y Silvia aún necesita un rato más de sueño me voy a la playa a disfrutar de las primeras horas, la marea baja y de paso a ver a los surferos.
Buen tema para darle al teleobjetivo a ver que va saliendo.

Photobucket

Photobucket

Un ratejo bien aprovechado en tranquilidad y relativa calma y para cuando vuelvo Silvia ya está preparando el desayuno.
Photobucket

Decidimos ir a la playa del Silencio, una de las poquísimas de Asturias donde parece que dejan a los perros sin problema.
Marcamos waypoint al gps y ale, carretera y manta.
Es un paseo de casi 1h pero como estamos de vacaciones...

Photobucket

Merece la pena y tras dejar el coche en la cuneta de una estrecha carretera de un solo sentido que no viene anunciado bajamos por una pista que se convierte en sendero hacia la playa.

Photobucket

El nombre le viene al pelo. Es una playa de cantos rodados que pillamos con la bajamar y que transmite silencio, casi opresivo. El tiempo nublado que incluso nos deja algunas gotas sueltas potencia la idea de soledad y aislamiento que sentimos allí, incluso con las pocas personas que hay alrededor.

Photobucket

Aprovechamos para darnos un bañito Frodo y yo y para secarnos qué mejor que recorrer la playa de la lado a lado y sacar algunas fotitos.

Photobucket

Ya que estamos toca sesión fotográfica que ya que he cargado con la reflex... y el perro se lleva para variar la mayoría de las fotos. Ains que babosetes que estamos...

Photobucket

El mono se hace notar y no puedo resistir la tentación de subirme al peñasco bajo la "atenta" mirad de Silvia ;).

Photobucket



Como no somos muy playeros esto no da para más así que vamos a comer a Cudillero. Bonito pueblo enclavado a pie de playa, pero todo el en cuesta donde me meto entre pecho y espalda varios platos de fabes con almejas! Qué peligro esto de dejar el puchero al lado...

Photobucket

Photobucket

Para bajar las fabes recorremos un poco el pueblo y sus cuestas.

Photobucket

Photobucket

Va siendo hora de regresar a nuestra zona, donde disfrutamos de unas buenas vistas de la playa de Peñarronda para despedir el día y aprovecho para enseñar sin querer al perro un poco de agility.

Photobucket

Photobucket

A la tienda a cenar que se está desatando aire de tormenta y promete una noche movidita.

Aquí podéis ver todas las fotos: Fotos de Cudillero y playa del Silencio

Playa As Catedrais

Photobucket

Toca abandonar Somiedo y nos dirigimos a la costa. No tenemos muy claro a donde pero Silvia ha visto un camping a pie de playa con buena pinta en Castropol y en esa dirección enfilamos nuestros pasos.
Poco a poco vamos saliendo de las tortuosas carreteras encajonadas a espacio abierto y alternando la A8 con la nacional pasamos Cudillero y otras zonas conocidas hasta llegar tras alguna que otra vuelta al camping de Peñarronda.

El camping tiene una pinta espectacular. Literalmente en la playa sólo separado por un seto de la arena cuenta con Wifi en todo el camping gratuita y buenas parcelas.
El perro está permitido en el camping pero lamentablemente no en la playa grrr. Y eso que la playa tiene una escuela de surf y una zona restringuida para el surf donde podrían estar los perros sin problemas ya que no molestarían a nadie.
En fin, en España cada vez más, tener perro es casi ser un delincuente.

Montamos el chiringuito en una parcela enorme cerca del seto para refugiarnos del intenso calor que da el sol cayendo a pleno y tras comer nos damos un pirulo por los alrededores a ver si vemos alguna cala sin socorrista donde podamos pasar la tarde.

Nuestro gozo en un pozo ya que la marea está alta y no hay nada.
Cogemos el coche y vamos recorriendo la costa por una pista de tierra pero todo es acantilado así que ya que estamos aprovechamos para ver la playa de las Catedrales, que nos pilla al lado.

Photobucket

Aparcamos en el parking y cartel de prohibido perros en la playa al canto. Eso si, chiringuito, restaurante, pasarelas... todo sea por el turismo masivo.

Photobucket

Buscamos las fotos típicas de la playa pero no damos con ellas... pardillos que somos no hemos caído en que las formaciones sólo son visibles con la marea baja y tenemos la mala suerte de que será baja a las 11 y a la 1 de la mañana y estamos a media tarde.

Aprovechamos para recorrer desde arriba el acantilado y en una cala escondida nos damos un chapuzón Frodo y yo, que falta hace con el calor que pega.

Photobucket

Promete una preciosa puesta de Sol pero aún queda un rato así que vamos a Ribadeo y compramos algo para reponer víveres en el supermercado y damos una vuelta por el casco antiguo y contemplamos la ría.

En información y turismo me entero de las horas de las mareas y la foto ideal que quería hacer yo desde debajo de los arcos con puesta de sol resulta que solo pasa 1 vez al año y lógicamente no es en verano... mala pata.

Photobucket

Photobucket

Ya va anocheciendo así que volvemos a la playa y el espectáculo es grandioso.
Aprovechamos para tirar unas fotos desde arriba porque aún la marea no está lo suficientemente baja como para ver los arcos pero no puedo resistirlo, me arremango y quito los zapatos y ale, para abajo.

Photobucket

No puedo llegar hasta el fondo de la playa porque aún cubre pero hay suficiente para ver algunas cuevas y unas buenas vistas a pie de playa.

Photobucket

Photobucket

Sitio mágico con la luz adecuada donde tirar fotos es un placer.

Aquí podéis ver todas las fotos: Fotos de la Playa As Catedrais