Busca algo el blog

Cargando...

Entradas del blog

Donaciones

Acerca de mi

Contador

Optimizado: 1280x1024

Seguimiento por correo electronico

Entradas populares

Seguidores

domingo, 26 de febrero de 2012

Cara Norte del Almanzor

Photobucket
La semana pasada me quedé con las ganas de pinchar hielo y tal y como anda este raro invierno... o es ahora y poco o ya nada así que tras unas cuantas dudas al final nos liamos la manta a la cabeza y el viernes al mediodía recojo a Joe, Luis y Juanqui y salimos rumbo a Gredos! A las 7 salimos del parking de la plataforma con 8 grados de temperatura y no esperamos grandes bajadas térmicas por la noche. La nieve no comienza a aparecer hasta pasado el puente de madera en pequeñas calvas y ya llegando a los Barrerones es cuando comenzamos realmente a pisar algo. Photobucket Al llegar al mirador ya es noche cerrada así que aprovechamos para ponernos los frontales y examinar la bajada a la laguna. Esperábamos nieve e incluso ponernos los crampones pero la que hay se pisa bien así que proseguimos tal cual y al poco de pasar la fuente casi no hay ya nieve en el camino. Photobucket No estamos seguros del estado de la laguna visto el estado de lo anterior así que la bordeamos y a las 9 llegamos al refugio. Metemos las cosas en la taquilla y aprovechamos que la gente está acabando de cenar para pillarnos una mesa y comienzo a hacer unos spaguetti. Mientras que hierve el agua y se cuecen Joe nos obsequia con tortilla, membrillo y picoteo un poco del chorizo de los spaguetti y es que hay un hambre!! Han sido poco más de 15min pero madre mía que espera más larga jaja. Con su tomate, choricito y queso rayado tienen una pinta... y son la envidia de nuestros compis de mesa, que se están comiendo unas lentejas de lata recalentadas. Photobucket Con el buche lleno charloteamos un poco para asentar la comida y toca dormir... o intentarlo. Yo de por si duermo muy mal con los ronquidos y esta noche no esperaba menos pero si le unimos el calor que hace, las vueltas y revueltas de Luis y los diferentes sonidos ambiente me es imposible dormir. Después de levantarme al servicio con el consecuente escándalo que eso produce me consigo dormir a eso de las 5:20 y a las 6... suena mi despertador... dónde estará? Puf, entre lo atontado que estaba y que luego no veía para apagarlo terminé quitando la batería al móvil jaja. Si alguno durmió en esa habitación... seguramente se acuerde de nosotros. (Soooorry!!! ) Photobucket Desayunamos lo que tenemos y al rato estamos todos preparados... todos... bueno, todos no ;). Al rato se une Luis jaja. Photobucket Nos calzamos los crampones (gracias Luis por los pinchos y los piolos!! sin ellos... ni hubiera podido ir) y echamos a andar pendiente arriba sin prisa, pero sin pausa, que el calentamiento es sin anestesia. Photobucket Photobucket Tras los primeros metros sudo como un pollo y eso que aún está amaneciendo y vamos a la sombra. Me quedo con una térmica finita y el gore y así me quedaré ya el resto del día... y porque al sol me daba cosa quitarme el gore porque a veces soplaba el viento. Photobucket Pillamos el desvío para la cara norte y toca un buen trecho empinado que pone a prueba nuestras fuerzas y rodillas. Photobucket Ya desde abajo se veía que hay poca nieve pero... es lo que tenemos así que disfrutaremos con lo que sea. Bordeamos haciendo la travesía y disfrutamos de unas inmejorables vistas para por fin situarnos en el callejón de entrada de la norte. Photobucket A Luis la noche en vela le ha pasado factura y no se siente con fuerzas así que nos dice que se baja y nos encontraremos abajo. El primer largo lo forman un par de palas de nieve dura sin mayor dificultad y un resalte de piedra bajo el que aseguro a Joe. Entre que es mi primera escalada en nieve y los nervios del directo agradezco bastante cuando me toca subir a mi con la cuerda por arriba jeje. Photobucket Photobucket Photobucket El segundo largo es el de la cascada... o donde debería estar porque no se ha formado así que es un bonito diedro de piedra disfrutón. Aquí al ver piedra ya me encuentro en mi salsa y lo disfruto como un enano. La sensación de subir con botas rígidas y crampones es diferente a los gatos pero muy estimulante. Juanqui sufre más el diedro pero se saca un paso metiendo el piolet encajado en la piedra muy fotogénico (lástima que... o aseguro o tiro foto jaja) Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Tras superar el diedro, una pala de nieve nos deja muy cerquita de cima y subimos a la vez Juanqui y yo de primeros mientras nos asegura Joe y así hacemos nuestros pinitos para llegar a cumbre. Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket En la cima hay overbooking y es que el día es espectacular. Esperamos para la foto en cima y se monta atasco en el rapel. Es increible como la gente que sube sin material se agarra a la cuerda de los que rapelan con el consiguiente peligro para ambos... En fin, viendo el panorama una chica nos dice que se puede rapelar por la izquierda y terminamos más cerca del paso y no tenemos esos agobios así que no nos lo pensamos y me lanzo al rapel indicado. Photobucket Photobucket Photobucket Es más vertical y tiene un tramito volado. Con la cuerda de 60 se llega justito al final pero nos sirve para adelantar todo el atasco y proseguir la bajada. Photobucket Photobucket Photobucket La portilla tiene unos escalones marcados de la gente que ha ido pasando y bajamos por nieve primavera hacia la hoya de San Antón. Photobucket Photobucket Queremos probar alguna cascada así que nos desviamos a la derecha a ver su estado y así no perder desnivel pero nuestro gozo en un pozo. El hielo está estalladizo y Joe no se fia de los seguros que se pueden meter así que hacemos el moñas un rato picando hielo Juanqui y yo para matar el monillo y nos vamos al refugio que ya es la hora de comer. Photobucket Photobucket Photobucket Photobucket Llegamos a la 1 y nos acabamos la comida y bebida que nos queda y toca lo peor, el "paseo" de vuelta hasta el coche. Pasar la laguna es divertido y la subida a los barrerones se me hace muy llevadera pero la bajada por el camino de piedras se le hace interminable a mi rodilla hasta que por fin piso el asfalto de la plataforma. Menuda palicilla jeje. Photobucket Photobucket
Aquí podéis ver todas las fotos: Fotos de la ascension al Almanzor por la cara Norte

Subida a Valdemartin

Photobucket
Tras comprobar que mis botas no son las adecuadas para sacarle jugo a la nieve y aprovechando mi cumple... me regalé unas botitas guapis de oferta y había muchas ganas de darles caña. La idea era hacer un corredor o darle al hielo pero los astros tenían otros planes así que quedé con Verto, Zamorano y su colega para foquear un rato. Uno que no tiene de eso... pues botas a la mochila, esquies a la espalda y toca andar que la bajada si que la disfrutaré! A las 7:25 aparco en Cotos y ya hay coches. Verto se ha entretenido y llega a las 7:50 ya amanecido. En mi espera con Frodo haciendo tiempo observo un curioso fenómeno que se repite en muchos deportes pero que en montaña es muy acusado. Cuando llegué había bastantes coches con la gente preparando los bártulos para sus rutas del día pero lo curioso es que cuando por fin salimos a las 8, prácticamente todos los que estaban de preparativos seguían... y es que es muy típico el charloteo y vacile de material en lugar de la práctica de la actividad en si misma ;) Photobucket Según nuestra información la nieve estaba costra dura así que se presuponía una ascensión rápida a la zona de Valdemartín y bajadita por Cabeza de Hierro o el Noruego. Decidimos subir por la izquierda y bajar esquiando por la loma del Noruego ya que el tubo de Cabezas tenía poca nieve para disfrutar bajando. Una vez que cruzamos la carretera y dejamos atrás el refugio vemos que la nieve no va a ser lo que nos decían. Hay bastante cantidad, no hay huella y me entierro hasta la rodilla a cada paso!! Verto y Zamorano con los de travesía van tan ricamente pero Javi y yo me da que nos vamos a meter una sudada... Photobucket Photobucket Efectivamente, dado que no hay huella tiramos de frente y hacemos lo que podemos pero avanzar cuesta lo suyo. Javi lleva raquetas y en algunos puntos le aguanta el peso haciéndole más ligero el ascenso pero yo, ni pisando tras su huella me escapo. Frodo a veces se hunde y a veces no pero es el que mejor progresa. Photobucket Photobucket Photobucket Tras unos resoplidos y una interesante sudada llegamos a la altura del telesilla del Collado y a partir de aquí la cosa mejora bastante. La nieve está dura y llegamos en un momento a Valdemartín, donde nos espera Verto y Zamorano. Photobucket Ya desde el principio he notado la mejoría con las botas nuevas pero en este tramo de nieve dura me dan una seguridad y aplomo que me permiten ir sin los crampones tan ricamente cuando antes hubiera ido totalmente inestable sin ellos. Photobucket Photobucket Photobucket Pillamos el camino que nos lleva a la loma del Noruego y por fin me puedo calzar los bigfoot. El sendero tiene nieve aunque asoman piedras de vez en cuando. Verto y cia prefieren pillar la pista hasta la base del telesillas así que me lanzo en unos divertidos y cortos giros paralelo a la valla hasta que llego a la pista cuerda larga. Frodo es increible como se lo pasa, me ha seguido sin problemas durante la bajada (y en la subida nos iba esperando jeje). Photobucket Como voy con el perro no quiero molestar a los esquiadores así que aprovecho que por fuera de la pista han pisado también y me lanzo disfrutando de la primera y a este paso última esquiada de la temporada. Es un espectáculo ver bajar a Frodo detrás mio a una velocidad increible. Photobucket Vamos enlanzando los caminos hasta llegar al pie de la estación y salimos tan ricamente por la puerta. La idea era remontar para proseguir por la loma hasta Cotos pero el calor es exagerado y la nieve un suplicio. Me estoy dando una sudada de la leche y no avanzo nada así que le digo a Verto que tiren sin mi (ellos con los de travesía no se hunden) y me pongo los skies y me bajo a la carretera bastante cansadete. Paseo hasta Cotos y deprisita para casa que aún llego a comer! Precioso día soleado y buena prueba del material con una disfrutona bajada aunque el estado de la nieve para la subida ha jugado en mi contra y lo que creía que sería un paseo con el perro se ha convertido en una paliza de aupa. Os dejo una fotito de la nube-hielo jeje. Photobucket
Aquí podéis ver todas las fotos: Fotos de una petada en la nieve por Valdemartín